Una vida consagrada a la minería

454_encabe

La partida de don Enrique González representa el adiós al pionero del periodismo minero argentino. Enrique González creó PANORAMA MINERO en los ’70 en momentos en que la industria era solo una promesa. En cuatro décadas forjó lazos y amistades, cultivó alianzas, y recibió elogios por la tarea titánica de crear un medio periodístico dedicado a la minería argentina y sostenerlo en el tiempo. El sector lo recuerda por cómo fue: un excelente profesional que contribuyó a la difusión de la minería argentina, y una mejor persona.

Por Dr. Alejandro Colombo

Se nos fue Don Enrique González. Ante la tristeza, qué mejor manera de recordarle que repasar su vida y su trayectoria en la minería. Porque Enrique González vivió por y para la minería. De eso se trató su existencia en la tierra, formar y criar una familia, pero también pelear y luchar con toda la garra y toda la fuerza por un sector que en Argentina no era más que una promesa, y que solo su visión permitía imaginar un futuro promisorio.

Nacido en la hermana República de Bolivia en 1926, Enrique González arribó a la República Argentina a comienzos de la década del ’50. Entusiasta lector desde su juventud, apenas llegado a nuestro país ingresó a una librería, donde compró un ejemplar de la Constitución Nacional y una biografía del Libertador José de San Martín. Estos fueron los dos primeros libros de su gran biblioteca.

Desde el lugar que le correspondió en su momento, Enrique González fue un paladín de la defensa de la actividad minera. En los ’50 en la Compañía Minera Aguilar, para luego transcurrir la siguiente década en la Asociación Obrera Minera Argentina –AOMA- defendiendo los derechos de los trabajadores. Eterno amante de la escritura, y un apasionado por la constante superación, su siguiente paso fue la creación de la revista
PANORAMA MINERO en 1976, el primer medio gráfico argentino dedicado exclusivamente a la industria minera que ha alcanzado la trascendencia internacional.

Los primeros años de
PANORAMA MINERO fueron un total reflejo de la minería argentina, transcurriendo momentos muy difíciles. Importantes empresas y amigos le dieron a PANORAMA
MINERO el apoyo financiero tan necesario para presentar todos los meses un producto de calidad superadora. Los Ing. Manuel Abichaín (Minera Tea S.A.), Jorge Fillol Casas (Boroquímica S.A.), Alfredo Cuomo y Miguel Aclan (Comp. Minera Aguilar) y el Tcnl. José Javier de la Cuesta Ávila (Sociedad Minera Pirquitas Picchetti y Cia. S.A.) son solo un puñado de referentes que acompañaron en momentos arduos para sostener la publicación decana de la minería argentina.

Es preciso poner en contexto qué era PANORAMA MINERO en aquellas épocas. Ni más ni menos que una sola familia, compuesta por Enrique, su esposa Elena, y sus hijos María Celeste y Mario. Las entrevistas y notas de análisis, así como su redacción, estaban a cargo de Enrique, mientras que el resto de su familia le acompañaba con el diseño, composición tipográfica, impresión, encuadernación y distribución. Una empresa familiar que tenía a Enrique González como su capitán.

Enrique batalló por la difusión y comunicación de un sector limitado en escala y marginado a centros operativos muy puntuales de la geografía de Argentina. Como un verdadero Quijote, fue un visionario de la industria minera argentina desde su Remington cuando muchos de los actuales centros mineros no eran más que promesas de proyectos. El primer comunicador de la industria minera argentina plasmó en las ediciones y seminarios de
PANORAMA MINERO el presente, pero sobre todo el futuro de una industria federal. Recorrió polvorientos caminos y entrevistó a los principales referentes en momentos en que no existía la comunicación digital.

Ejemplos rotundos de lo señalado previamente incluyen sus pinceladas sobre Bajo la Alumbrera, Farallón Negro y Pachón desde los ’70. Abordó la actividad carbonífera de Río Turbio, la energía nuclear con las operaciones de la CNEA, e incursionó en el litio cuando se trataba de una sustancia de laboratorio. En la provincia de Buenos Aires visitó la zona de Olavarría en innumerables ocasiones. En San Juan, las actividades de las caleras de Los Berros, los productores de sulfato de aluminio de Calingasta, los de cuarzo en Valle Fértil, las minas de Hualilán y Castaño fueron visitadas por Enrique González y plasmadas en diferentes artículos. Y, en los ’90, fue el primer periodista especializado en minería en recorrer el Valle del Cura y lo que en su momento era solamente un proyecto en etapas preliminares: Veladero. En resumen, la Argentina minera -o con potencial de desarrollar minería- fue visitada por el fundador de PANORAMA
MINERO.

Un total visionario, Enrique González avanzó en temáticas revolucionarias para su momento –pero que hoy son un imperativo- como comunidades y sustentabilidad, y analizó a la minería como factor de desarrollo transformacional para el bienestar de los pueblos a través de la puesta en valor de los recursos del subsuelo.

El correr del tiempo hizo que PANORAMA MINERO fuera más que una revista. Fue el momento en que Enrique González tomó la decisión de incursionar en la organización de seminarios en paralelo a aumentar su grupo de colaboradores, en la actualidad compuesto por un equipo multidisciplinario especializado en diferentes áreas de la comunicación y del marketing.

Había llegado el momento de dar un salto hacia adelante a través de la convocatoria y la reunión de los principales actores en un punto en común. Especialista en la búsqueda del consenso, Enrique González sentó en una misma mesa a muchos referentes de la industria minera, en algunos casos con visiones irreductibles, en la permanente búsqueda del diálogo.
Es así que a mediados de los ’90 se organiza la primera edición del Seminario Internacional Argentina Oro & Plata, seguido por la Exposición Minera San Juan Factor de Desarrollo Minero y Litio en Sudamérica. Estos encuentros, así como otros que podrían derivar en una larga lista, continúan hasta la actualidad, y son verdaderas marcas registradas que figuran en la agenda de todos los especialistas del sector.

No conforme con todo lo realizado hasta ese momento, a comienzos de la década pasada creó la Fundación para el Desarrollo de la Minería Argentina –FUNDAMIN-, una organización cuyo objetivo es acercarse a públicos masivos. Ello a través de la difusión y puesta en conocimiento de qué se trata la minería, las actividades de Responsa- bilidad Social Empresaria, comunicación eficiente, y la inclusión de la mujer.

Aquellos que lo conocimos, sabemos que Enrique fue una persona que llegó a la Argentina con muy pocas cosas en términos materiales, pero con una valija llena de sueños, ideas e ilusiones. El secreto para que los mismos se convirtieran en realidad fue la actitud constante de Enrique de moverse, enfrentar desafíos, dejar de lado obstáculos, y no aceptar un “no” o “imposible” como respuesta. En el día a día de PANORAMA
MINERO, Enrique se superó constantemente, y nos alentó a todos los que conformamos su equipo a afrontar los retos y superarlos.

Quienes tuvimos el honor y el privilegio de trabajar a su lado, sabíamos que contábamos con una persona siempre abierta al diálogo y a debatir todas las ideas en PANORAMA MINERO. El día a día de nuestro medio estaba marcado por la impronta de Enrique, que nos alentaba a que trabajar por la minería es, ni más ni menos, que trabajar por la unidad y el consenso de una industria federal.

El pasado lunes 31 de julio nos dejó el Gran Maestro del periodismo minero argentino, don Enrique González, un revolucionario en la comunicación que abordó una industria que hoy es una realidad, pero que durante mucho tiempo fue solo una promesa.

Quienes hemos representado a PANORAMA MINERO en otras latitudes recibimos, como común denominador, caras de asombro en relación a la existencia de una revista especializada en minería procedente de Argentina y con más de cuatro décadas de trayectoria. La respuesta es contundente: solo un visionario como Enrique González pudo transformar ese sueño en realidad.

Enrique deja una huella muy profunda en el periodismo minero argentino y regional. Respetado, querido y reconocido, su legado estará presente con el trabajo del equipo multidisciplinario de PANORAMA MINERO liderado por su hija María Celeste González.

¡¡Hasta siempre Maestro!!

Be the first to comment on "Una vida consagrada a la minería"

Deje un comentario

Your email address will not be published.


*