La salida de Palmés amerita un momento de reflexión

palmes2

El anuncio del alejamiento del Ing. Jorge Palmés de la Gerencia General de Veladero dado a conocer por Barrick en las últimas horas del jueves pasado fue, ni más ni menos, que una verdadera sorpresa para el sector minero argentino, y sanjuanino en particular.

Designado en octubre pasado al frente de la operación aurífera localizada en el Departamento de Iglesia, el ingreso de Palmés como máximo responsable de Veladero resultaba la mejor elección. Un profesional con excelencia indiscutida, conocedor de Veladero, sanjuanino de pura cepa, éste último ítem algo que se le reclamaba a Barrick desde hacía tiempo. El por qué no había un sanjuanino al frente de la principal operación minera localizada en San Juan había quedado en el pasado con el nombramiento de Palmés.

Con una trayectoria profesional intachable que incluye a Veladero en la década pasada, la gerencia general de Gualcamayo hasta su construcción, y la reconversión total de Cerro Vanguardia cuando la mina de AngloGold Ashanti en Santa Cruz ya tenía fecha de vencimiento son algunas de las credenciales de Palmés. En el caso de Cerro Vanguardia, fue responsable de la reconversión de la mina y la extensión de su vida útil a través del inicio de la producción subterránea y por lixiviación en pilas.

En su reciente paso por Barrick, el Ing. Jorge Palmés estuvo al frente de importantes cambios estructurales en Veladero que servirán para darle un mayor impulso al emprendimiento iglesiano en el futuro cercano, especialmente en lo que refiere a previsibilidad técnica y operativa.

El sector minero sanjuanino, a través de sus principales referentes, ha mostrado su disconformidad con la salida de Palmés. No es posible aventurar cuánto tiempo hubiera permanecido Palmés al frente de Veladero, pero se había creado una esperanza de un gerente general, un sanjuanino, por tiempo prolongado.

¿Por qué la necesidad de un sanjuanino para Veladero? Porque se requiere de una persona con conocimiento de la idiosincrasia local. La falta de ese factor extra puede impedir la correcta toma de decisiones, ya sea en tiempo, forma, o combinadas.

Con el nombramiento de James Whittaker es momento de barajar y dar de nuevo. Según lo consignado por el Comunicado de Prensa de Barrick, Whittaker ha sido, recientemente, el Gerente General de Lagunas Norte, otra operación de la canadiense en Perú. El ingreso de Shandong Gold a Veladero no es un dato menor. Probablemente este cambio corporativo haya sido uno de los disparadores de la salida de Palmés.

No se pone en duda la capacidad de James Whittaker, pero su llegada –como la de cualquier otro profesional en su lugar – implicará tejer nuevas relaciones con el equipo de trabajo de Veladero, comunidades, gobierno, proveedores y medios de comunicación. Se trata de un volver a empezar.

En definitiva, la salida de Jorge Palmés de Veladero no fue bien tomada por el sector minero, por el Gobierno y por los colegas del ejecutivo. Se trata del alejamiento de un profesional de alto calibre, con una gran experiencia, conocedor de Veladero, y sobre todo sanjuanino.

1 Comment on "La salida de Palmés amerita un momento de reflexión"

  1. Teodocio Ayllón | 24 julio, 2017 at 23:25 | Responder

    Lo cierto es que empresas transnacionales prefieren extranjeros en puestos jerárquicos, sin importar que sean de menos experiencia que los lugareños. Me pasó algo parecido en mi país Bolivia

Deje un comentario

Your email address will not be published.


*