El oro, atento a las señales de la Reserva Federal y la geopolítica

semanal_enca

El oro cotizó a su nivel más alto en dos semanas gracias a un dólar con un desempeño débil, así como a las cifras relacionadas con la inflación de los Estados Unidos esperadas para el viernes, lo que podría proporcionar más pistas sobre la política monetaria de la Reserva Federal.

En su quinta sesión consecutiva de ganancias, el oro se revalorizó en un 0,2% hasta los US$1,294.72 por onza, luego de haber alcanzado los US$1.297,40. En paralelo, los contratos futuros de oro en EE.UU. aumentaron un 0,7%, hasta los US$1.298 por onza.

A pocas horas de una reunión de la Reserva Federal, los analistas tenían un prolongado debate sobre las perspectivas de un repunte de la inflación y la desaceleración de aumentos futuros de la tasa de interés.  El dólar alcanzó su menor nivel en más de dos semanas frente a una canasta de divisas. El oro es altamente sensible al aumento de las tasas de interés, ya que tienden a impulsar el dólar, moneda en la que están nominados los metales.

Pero la incertidumbre no se limita a la política monetaria y tasas de interés, sino que las tensiones políticas a nivel mundial también marcan el ritmo de la cotización de la onza de oro. Es en estos períodos de incertidumbre –donde la tensión con Corea del Norte está alcanzando niveles no observados previamente- que los inversores buscan un sitio seguro para sus bienes, siendo el oro el atractivo por excelencia.

En paralelo el hermano menor del metal dorado, la plata, se revalorizó en más de 0,3% para alcanzar los US$17,21/oz, máximo registro en tres semanas.

Be the first to comment on "El oro, atento a las señales de la Reserva Federal y la geopolítica"

Deje un comentario

Your email address will not be published.


*